¿Qué son las campañas digitales de branded content y por qué son tan importantes?

por | 14 diciembre, 2020

El branded content consiste en la creación de contenidos para atraer al público hacia una marca. Esta  creación de contenido da una vuelta de tuerca al concepto de publicidad. El público no se ve obligado a ver el material, sino que lo busca, lo disfruta y además lo comparte. De esta manera también es parte activa en la difusión.

Las campañas digitales de branded content se aprovechan del uso masivo de internet. Es una plataforma ideal para la difusión de este tipo de contenidos. El posicionamiento en las búsquedas y la facilidad que se da en la difusión de comunicaciones son dos instrumentos usados para este tipo de contenidos.

Creatividad digital

Establecer campañas digitales permite dar rienda suelta a la creatividad. Las herramientas para ello se encuentran no sólo para las grandes empresas, si no que están al alcance de todos. Empresa como Adobe proporcionan herramientas técnicas para el diseño gráfico o edición de videos.

Crea una obra maestra publicitaria está al alcance hasta del creativo de la empresa más modesta. Evidentemente esto se debe combinar con el talento suficiente para que el resultado sea el buscado. Existen otras herramientas no relacionadas directamente con la creatividad pero que ayudan a la gestión de contenidos, como la nube de datos.

Todo esto hace que el mundo de la creatividad digital sea frenético y en constante cambio. Las tendencias suelen ser rápidas. Por ello la creatividad digital debe estar preparada para el cambio y la adaptación.

Como conectar con el usuario

No todo el contenido que se crea es bueno. Es necesario que exista una conexión con el usuario. Las campañas digitales de branded content son exitosas cuando consiguen conectar con la parte emocional del cliente. Todo ello manteniendo la esencia del producto. Por ello hay que buscar un equilibrio en lo que se transmite.

No es fácil crear una campaña exitosa. Si no tiene calado en el público sencillamente pasar inadvertida. El contenido debe atrapar al usuario y hacer que este a su vez promueva su difusión.

Vamos a pensar en algún ejemplo. Netflix es uno de los mejores. Aprovechando la retransmisión de Eurovisión para realizar spots con antiguos participantes españoles  del concurso pero ambientados en sus series más exitosas (y de producción nacional). Aprovecha toda la fiebre del festival para que sus seguidores, que no son pocos, conecten emocionalmente con el contenido y quieran distribuirlo.

Generación de experiencia de marca

No hay que olvidar que todo esto se hace con la idea de conseguir vender una experiencia. Le gente debe percibir los valores y la esencia de la marca. Esto es lo que le hará consumir.

Uno de los recursos más eficaces es el storytelling. Mediante la narración de una historia se usa a unos personajes para transmitir los valores de la marca. Es uno de los mejores instrumentos para las campañas digitales de branded content.

Recordemos el tan esperado anuncio de la Lotería de Navidad. Ha conseguido hasta que salga en las noticias. Es tal la expectación que genera en sí mismo que los resultados de difusión son espectaculares. Es un contenido que a su vez genera contenido. Y esto es debido al componente emocional de sus anuncios basado en el storytelling.

Embajadores e influencers de marcas

En este punto hay que destacar el papel de los influencers que se han convertido en los embajadores de marcas por excelencia. La capacidad comunicativa de los influencers puede llegar a ser impresionante. En sí mismos son su propia marca y el hecho de asociarnos a ellos pueden beneficiar a nuestra campaña digital de branded content.

Ellos generan contenido que tienen rápida difusión y mucha repercusión. Podemos colaborar con los influencers cuyos seguidores se adapten al tipo de público al que queremos llegar. La fama de los influencers parecía ser algo pasajero pero se observa un calado bastante profundo en lo que publican.

Son múltiples los ejemplos que podemos poner. Se dan mucho en el ámbito de la moda. Un buen ejemplo es Chiara Ferragni. Cuenta con más de 17 millones de seguidores en Instagram. Consigue que las prendas que viste sean superventas. Si observas sus publicaciones están muy cuidadas, pero increíblemente no la parece ya que nos sitúa en su vida cotidiana.

El gran poder con el que cuenta los influencers es que podemos identificarnos fácilmente con ellos.

Las campañas digitales de branded content son las que mejor pueden explotar las posibilidades que se dan en la red. Lo mejor es que se adaptan muy bien al medio y crece en él de manera natural. Instaura una manera revolucionaria de entender la publicidad también como propio objeto de consumo.

La emoción como elemento conector con el usuario es lo que hace que una campaña digital de branded content tenga éxito. Por ello la creación de contenidos debe calar en el público para no pasar inadvertido.

QUIZÁ TE INTERESE