La importancia de un blog en los despachos profesionales

por | 29 marzo, 2012

“No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices”, esta frase de Mario Benedetti nos sirve como introducción para explicar el objetivo de publicar un blog. A menudo se asocia el desarrollo de un blog con la plasmación en Internet de experiencias más o menos personales. Sin embargo, el uso corporativo del “web log”, “blog” o “cuaderno de bitácora web” es esencial para promocionar la marca, atraer a potenciales clientes, fidelizar nuestra cartera de clientes y, por encima de todo, para dar a conocer nuestro conocimiento y/o especialidad.

Durante mucho tiempo el blog ha supuesto una fórmula utilizada para reclamar la atención  y mantener viva la comunicación. La periodicidad del blog es ideal para el propósito de la fidelización del cliente. El advenimiento de las redes sociales ha cerrado el círculo del marketing online, y toda empresa que pretenda una actividad online, o al menos una proyección de sus actividades de promoción en la red, debe aprovechar el flujo natural entre la red social, el blog y el sitio web corporativo.

El flujo del marketing online

Las acciones de marketing online discurren en varias dimensiones simultáneas interconectadas. Este flujo puede observarse desde diversas perspectivas. Este artículo trata del flujo que se observa entre las acciones en redes sociales, los apuntes de un blog corporativo, y el sitio web de la empresa. Cada elemento cumple un cometido, y la orquestación de estos tres elementos es fundamental para garantizar el éxito.

El sitio web corporativo

Las “páginas web” de la empresa en las que se proyecta una imagen, se informa de los servicios,  y se ofrecen instrumentos para contactar con la empresa, o para contratar esos servicios o productos. Esto incluye información temporal acerca de la empresa, eventos, noticias referentes a la compañía, etc. Es el elemento que transforma el interés suscitado por los demás elementos y lo concreta en contratación, fidelización y contactos.

El blog

El blog es la pieza central. Puede estar integrado en el sitio web corporativo (por ejemplo, Experiencia Jurídica ofrece su producto Weblaw, un sitio web con la posibilidad de incorporar un blog), y el elemento determinante es la naturaleza y continuidad de los artículos. Deben ser de interés de los clientes, ya sean consolidados o potenciales. Los temas se debe tratar de forma general para abarcar la máxima audiencia; si se tratan casos específicos, es bueno generalizar las conclusiones para evitar caer en la anécdota. Un blog con apuntes (artículos) publicados de forma regular creará fidelidad entre sus lectores, y generará mucho flujo de visitas al sitio web corporativo.

Experiencia Jurídica puede aligerar la inversión de tiempo necesaria para mantener un blog, proporcionando artículos de interés relacionados con la actualidad normativa, principales noticias del sector, y un sinfín de material que puede servir múltiples propósitos; desde servir de base para apuntes, hasta ser utilizados como artículos propiamente dichos. Con esa ayuda y la plataforma tecnológica adecuada, el trabajo de mantener vivo el blog de un despacho profesional queda aligerado, y se hace posible para el asesor atender esta imprescindible nueva vía de contacto con el cliente y con el mercado.

Las redes sociales

Las cuentas de que disponga el despacho en  las diversas redes sociales son el lugar perfecto para difundir los apuntes realizados en el blog corporativo. De esta forma se crea esa cadena que atrae sistemáticamente a los clientes hacia nuestros productos, en exposición permanente en el sitio web del despacho. Se publican reseñas breves de los artículos del blog en las redes, vinculando a los mismos. Se aprovecha la potencia expansiva de lo social al tiempo que se dirige a los interesados hacia terrenos corporativos: el blog y, por ende, el sitio web.

La importancia del blog por lo tanto es capital,  por mucho que a primera vista pueda parecer un elemento accesorio. Es el elemento intermedio entre la empresa y el individuo. Su carácter ligeramente menos institucional que el sitio web es fundamental para facilitar esa transición.

El despacho tendrá que decidir la inversión de tiempo y energía que va a dedicar a esta forma de marketing online.; Afortunadamente, con las herramientas y sobre todo los contenidos proporcionados por soluciones como la mencionada anteriormente,  se puede diseñar un plan de acción acorde a la disponibilidad de los profesionales del despacho. Desde unas breves reseñas de noticias de interés doméstico para los clientes del despacho, hasta el blog más completo con todo tipo de aportaciones de interés profesional sectorizado, la suma de la aportación personal del asesor mas el torrente de contenidos profesionales de Experiencia Jurídica, sobre la plataforma tecnológica que lo integra todo, puede situar su despacho justo en el lugar que tiene pensado dentro de su estrategia de posicionamiento y marketing online.

Valora este artículo

QUIZÁ TE INTERESE

Aumentar las visitas en un blog mediante el marketing de contenidos

Aumentar las visitas en un blog es esencial para lograr llegar al target que se desea. Las visitas se convierten en potenciales seguidores y por lo tanto en posibles clientes. Os recordamos que un blog es una herramienta de marketing muy sencilla de implementar para un despacho profesional y que puede aportar interesantes leads a cualquier estrategia de marketing digital.

Cómo atraer más clientes a mi despacho profesional con un blog

Está claro que el boca a boca y los buenos resultados siempre son el mejor aval para atraer más clientes. Sin embargo, hay otras opciones y herramientas relacionadas con el marketing digital que pueden ayudarte a llegar a clientes potenciales que, tarde o temprano,...

Guía de Inbound Marketing para Despachos Profesionales

Una estrategia indispensable para captación de clientes